Emma Fernández cronometradora y Beatriz Villoria motorista de Tráfico

A muchos llamara la atención el dato, pero hasta hace pocos años estaba prohibido que viajaran mujeres en la caravana de una prueba ciclista, para ellas solo estaba reservado ese lugar en al pódium para la entrega de premios, que ahora muchos pretenden que desaparezca. En Asturias había una excepción. Marisa Suarez era la secretaria de la Peña Ciclista Trapiello, organizadora de la Vuelta a los Valles Mineros y por desempañar dicho cargo, la federación le otorgaba un permiso especial para poder ir en un vehículo de la organización.

Afortunadamente hoy en día las mujeres desempeñan todo tipo de trabajos, tanto en la organización como en el staff de los propios equipos, llegando incluso a la máxima responsabilidad como es el caso de Cristina Álvarez, directora de la Vuelta a Asturias.

En esta Vuelta a España destacan dos asturianas con papeles relevantes para el desarrollo de la prueba.

El Colegio de Comisarios está compuesto por 19 miembros, entre ellos una mujer, la asturiana Emma Fernández Martínez, que en esta ocasión ocupa el cargo de cronometradora. Esta luarquesa afincada en Oviedo lleva veinticinco años como comisario. “Yo antes era corredora, llegué hasta la categoría cadete y nada más que lo dejé entré como aspirante a comisario en el Colegio Asturiano.” Ahora es Comisario Nacional Élite, lo que le permite trabajar en una carrera de la máxima categoría. Para ella estar en La Vuelta “supone una experiencia importante dada su categoría. Es una carrera que todos los árbitros queremos hacer alguna vez en la vida, son 25 días con compañeros de diferentes nacionalidades con los que compartes charlas y experiencias, todo ello para mi supone un plus.” Dice Emma.

Por su lado, Beatriz Villoria Corzo, Lleva catorce años en la Guardia Civil y hace nueve que es motorista de tráfico.

Natural de Oviedo, tiene su actual destino en Cortegana (Huelva) y también es aficionada al ciclismo. “A La Vuelta vengo por afición, pero también porque para la Guardia Civil de Tráfico es la prueba más importante que hay, y es el deseo de casi todos los motoristas.”

Beatriz no siente ninguna discriminación por el hecho de ser mujer, tampoco Emma que piensa que “afortunadamente el ciclismo ha avanzado muchísimo en los últimos años, el tema de la igualdad hace años que está superado. Esta es mi segunda vuelta y el trato hacia mí es exactamente igual que a mis compañeros. Ojalá pronto seamos más mujeres, cuanto más avancemos nosotras mas avanzará todo y se verá con normalidad.” Concluye la asturiana.