Tráfico presentó las Rutas Ciclistas Protegidas

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha declarado en todo el país un total de 138 “rutas seguras” para los cicloturistas, de las que 16 estarán en Asturias. En todas ellas se incrementará la señalización, se reducirá la velocidad en proporción a la vía y se realizarán controles de alcoholemia y de drogas tanto en esas vías como en las de acceso durante las mañanas de los sábados y los domingos, que es cuando mayor tránsito registran. Además, se aumentará la vigilancia con agentes de la Guardia Civil de Tráfico por carretera, y también desde el aire.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha presentado esta mañana el mapa de Rutas Ciclistas Protegidas, una de las medidas incluidas dentro del Plan de Actuación de la DGT para la protección de este colectivo, en un acto en el que ha estado presente el presidente de la RFEC, José Luis López Cerrón, así como Alfonso Treviño, secretario general de la ACP.

En Asturias han sido declaradas rutas ciclistas protegidas los tramos La Pola-Ujo (AS-242); Ujo-Cabañaquinta (AS-112a); Cabañaquinta-Puerto de San Isidro (AS-253); Pola de Lena-Bárzana de Quirós (AS-230); Bárzana de Quirós-Caranga (AS-229); Caranga-San Martín de Teverga (AS-228); San Martín de Teverga-La Riera (AS-265) y La Riera-Puerto de Somiedo (AS-227).

El listado en el Principado se completa con San Martín de Teverga-Puerto de Ventana (AS-228); Puerto de Cerredo-Degaña (AS-15); Degaña-Cecos (AS-212); Cecos-San Antolín de Ibias (AS-348); San Antolín de Ibias-Cruce AS-210/AS-29 (AS-210); Cruce AS-210/AS-29-La Regla (AS-29); La Regla-Cangas del Narcea (AS-15), y Cangas del Narcea-Pueerto de Leitariegos (AS-213).

Esta es una de las medidas que recoge el Plan de Actuación de la DGT para el colectivo ciclistas. El Principado es una comunidad autónoma en que, según explicó la jefa provincial de Tráfico, Raquel Casado, existe una gran afición al cicloturismo. En lo que va de año sólo se ha registrado un accidente mortal.

La selección de estas Rutas Ciclistas Protegidas se ha realizado en colaboración con otras administraciones, instituciones y asociaciones ciclistas que, durante meses, han estado trabajando para reforzar la seguridad de los ciclistas en carretera. Según ha comentado Serrano “el objetivo de esta medida es proteger a los miles de usuarios de bicicleta que salen principalmente los fines de semana a practicar ciclismo, de modo que dispongan de rutas especialmente vigiladas”.

Para ello hemos concentrado los medios y recursos de los que disponemos de manera eficiente y hemos definido un conjunto más reducido y acotado a tres rutas ciclistas protegidas por provincia. Estas rutas escogidas estarán especialmente vigiladas.

Las medidas concretas se llevarán a cabo durante los días y las horas de presencia más destacada y habitual de ciclistas, que suele ser las mañanas de los sábados y festivos. Entre estas medidas que se van a adoptar se destacan:

  • Señalización de la ruta ciclista y calmado del tráfico: disminución temporal del límite máximo de velocidad.
  • Por parte de la ATGC se intensificará la vigilancia presencial en estas rutas. En especial, se velará por el cumplimiento de las normas de seguridad relativas a la distancia lateral en el adelantamiento a ciclistas, velocidad inadecuada o maniobras antirreglamentarias
  • 3.000 patrullas más en julio y agosto.
  • Controles preventivos de alcohol y otras drogas en estas rutas seleccionadas, así como en sus vías de acceso
  • Las patrullas de helicópteros de la DGT incluirán dichas rutas ciclistas protegidas en sus labores de vigilancia
  • A través de las jefaturas provinciales se solicitará la colaboración activa de las policías locales para mejorar la seguridad en estas rutas
  • También se solicitará colaboración a los titulares de las vías con rutas ciclistas protegidas, para que, en la medida de lo posible, den prioridad a las tareas de conservación que, en su caso, resulten necesarias.

En definitiva, con estas medidas se persigue el objetivo clave de la DGT: aumentar la seguridad vial de todos los usuarios, hacer de la carretera un lugar de convivencia, y fortalecer una buena cultura vial, un espacio común el que todos tienen su sitio.