Un asturiano al frente de la seguridad de La Vuelta

El Comandante Rubén Flores Rodríguez es el jefe de la Unidad de Movilidad y Seguridad Vial de la Vuelta a España 2018

La Vuelta Ciclista a España moviliza cada día cerca de 3.000 personas entre deportistas, prensa, organización, patrocinadores, etc. Además, la organización estima una presencia de 2,5 millones de espectadores a pie de carretera para presenciar in situ el paso de la carrera. Un dispositivo formado por Guardia Civil y Policía Nacional será el encargado de velar por la seguridad de la prueba.

La Guardia Civil presentó esta mañana, en el puerto de Málaga, el dispositivo de seguridad que acompañará a La Vuelta, que dará comienzo mañana sábado.

En el acto de presentación estuvo presente el  general jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, Ramón Rueda Ratón, Además de la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez.

Para el comandante Flores, está será la primera vuelta como jefe del destacamento y manifiesta que “es un orgullo que te den esta oportunidad y es una gran satisfacción mandar y representar una unidad que es estrella dentro de la Guardia Civil”.

Flores confía en la experiencia de sus hombres y espera que la carrera trascurra sin mayores incidentes. “Tratamos de mantener el mismo dispositivo que en ediciones anteriores y al final cada persona conoce su cometido y funciona todo como un perfecto engranaje”, dice.

Este año, además del Comandante, hay otros ocho guardias asturianos en La Vuelta. El Teniente Diego Jesús Martín expone cómo se lleva a cabo el proceso de selección. “La Guardia Civil prepara un dispositivo de 128 componentes que acompañarán a La Vuelta durante todo su recorrido y está compuesto por  miembros de la agrupación de Tráfico, de la agrupación Rural de Seguridad, Helicóptero y también llevamos una serie de vehículos y de personal de apoyo”.

Los motoristas de la vuelta han de pasar unas exigentes pruebas. “Previamente a la vuelta todos los motoristas han pasado unas severas pruebas en la escuela de Mérida, donde han tenido que demostrar  las habilidades con la motocicleta y se les han hecho entrevistas personales, test psicotécnicos y se valora también mucho la experiencia personal de cada uno de ellos en diferentes pruebas que realizan a lo largo del año”.

Los motoristas se ocupan de que al paso de la caravana ciclista esté todo el tráfico detenido y fuera de la calzada y este trabajo lo hacen en varios grupos.  “Tenemos 58 motoristas que se dividen a lo largo de las etapas en tres escalones y cada uno de ellos tiene una función, uno que controla el tráfico, que es el que para el tráfico que nos encontramos por delante de la carrera otro de cobertura y un último de reserva y cierre”. Explica el Teniente Martín.

De izquierda a derecha: Luis Sainz Ruiz, Héctor Villabrille Bravo, José j. Vega Tejedor, Comandante Rubén Flores, Manuel J. Valdés Vergara, Hugo Mon Rodríguez, Joaquín Getino Ponte, David González Blanco y Pablo Pravia Fernández