Tante Argüelles conquista la Ruta Vía de la Plata en menos de 37 horas

Tante Argüelles lo ha vuelto a hacer. Una vez más, el corredor nacido en El Berrón (Asturias), ha superado otro reto a lomos de su bicicleta. En esta ocasión el ciclista se fijó el desafío de conquistar “La Ruta Vía de la Plata” desde Sevilla hasta Gijón, recorriendo España, prácticamente, de punta a punta, en menos de 37 horas.

El viernes, este ciclista conocido por sus hazañas de larga distancia entraba en la meta de Las Termas de Gijón, con 830 Kilómetros en sus piernas, deteniendo su cronómetro en un tiempo de 36 horas 20 minutos y 48 segundos.

A las 09:00 horas del jueves 20 de agosto, salía desde la Torre del Oro de Sevilla para afrontar la histórica Ruta Vía de La Plata pasando por Almendralejo, Mérida, Cáceres, Salamanca, Zamora, León, Oviedo y finalmente, llegada a Gijón, y todo por un reto solidario que, finalmente, desbordó todas las previsiones “El objetivo era recaudar un Kilo de comida por cada Kilómetro recorrido para el Banco de Alimentos de Asturias, pero gracias a la aportación popular y a las empresas colaboradoras, se superaron con creces las previsiones. Pascompan donó 3000 Kilos, Helios 250 Kilos, Julio Nutrición 130 Kilos, El Bulevar de la Sidra de Oviedo también se volcó con una grandísima aportación, así como el Centro Quiropráctico Adolfo Alperi” comenta Tante Argüelles tremendamente agradecido a las casas comerciales, y también a los aficionados, que voluntariamente donaron decenas de Kilos de alimentos en diversos puntos de recogida.

La parte solidaria del Reto, fue la motivación principal del ciclista asturiano “este gran aluvión de solidaridad ha sido mi principal motor para seguir dando pedales en los momentos más complicados, como un tramo de unos 20 minutos al paso por León, donde me dio un bajón de fuerzas muy acusado; podría decirse que fue el momento más duro de todo el recorrido” asegura el corredor de El Berrón que ya sabía de antemano que podrían sobrevenir todo tipo de imprevistos físicos en una ruta tan larga “cuando comencé la Ruta Vía de la Plata en Sevilla a las 9 de la mañana, la temperatura se llevaba bien, pero al abandonar la provincia en el Alto del Ronquillo fue cuando empecé a notar las primeras sensaciones serias de aumento de temperatura; la jornada registró temperaturas de 35, 37, 38 grados en gran parte de la travesía de ese jueves, hasta pasar Cáceres. Comencé la noche subiendo el punto, para mí, más complicado del trayecto que fue la subida de Béjar y se puede decir que se superó satisfactoriamente. El viernes por la mañana empecé a sufrir las consecuencias del calor con molestias en la piel y en los pies. Hubo que solventarlo como se pudo, pero todavía quedaba lo peor, como he comentado anteriormente, al llegar a León me dio un importante bajón a las cuatro de la tarde, pero logré controlarlo; yo creía que me pegaría ese bajón por la mañana por los cambios de bioritmo del puerto, pero me pegó el bajón a la hora de la siesta… sólo fueron 20 minutos. Además perdí 40 minutos por otros contratiempos que fueron sobreviniendo, normales en un trayecto tan largo” relata este ciclista de largas distancias de 49 años. 

En el capítulo de agradecimientos Tante Argüelles se emociona al haber recibido tanto apoyo “no tengo palabras para agradecer el gran apoyo de la Ruta Vía de La Plata, así como a Mazcatu, Seat-Asturias Motor, Nesta y Healthsens Biomedical Research por su gran implicación en este proyecto. También a las Policías Locales de todas las Ciudades por donde pasé, y a la Guardia Civil de Tráfico. No quiero olvidarme de mi equipo que me animó en todo momento, y quisiera mencionar de manera especial al periodista Marco Rodríguez”.

Tras el momento duro de León, llegó el sabor del triunfo, mientras subía el Puerto de Pajares “ahí ya sabía que iba a conseguirlo, estaba en mi tierrina y eso motiva muchísimo. Además, me acompañó en bicicleta Estefanía Suárez, miembro de mi equipo en los coches de ruta, llegando a Gijón por el Alto de la Madera” concluye Tante Argüelles tras haber firmado un tiempo total en 830 Kilómetros de 36 horas 20 minutos 48 segundos, marcando 31 horas 50 minutos y 44 segundos en tiempo real de pedaleo, a una media de 26 Kilómetros por hora, acumulando un desnivel de 7200 metros.