La 19ª edición de la Challenge Montaña Central, del 7 al 9 de mayo

Durante trece años la Vuelta Ciclista a la Montaña Central de Asturias fue un referente internacional para la categoría Elite y Sub-23, antesala del profesionalismo y desde el año 2015 se organiza para la categoría junior.

La prueba, puntuable para el Ranking Nacional, contará con 140 corredores y se disputará los días 7, 8 y 9 de mayo.

Los clubes ciclistas, Figaredo y Puerta de Asturias, trabajan para sacar adelante la que será la decimonovena edición, el sexto año consecutivo para la categoría junior, de esta carrera por etapas que ya se ha hecho un hueco en el calendario nacional. La dilatada experiencia organizativa de estas dos asociaciones, que cuentan con un componente humano colmado de conocimiento en el mundo del ciclismo, garantiza el éxito de la Challenge Montaña Central de Asturias junior.

El acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento de Laviana para llevar allí, por primera vez, una etapa de la última edición disputada, demuestra el crecimiento de la prueba que desde siempre cuenta con el patrocinio de los ayuntamientos de Mieres, Lena, Riosa y Morcín.

También hay que añadir colaboradores tan importantes como La Nueva España, Tartiere Auto, elZinc y MJD-Sport, sin olvidar el apoyo que ofrece la Federación de Ciclismo y el Gobierno del Principado de Asturias.

El portugués del C.C. Bairrada Gonzalo Carvalho de 17 años, fue el vencedor de la primera edición junior, disputada en 2015, a quien sucedió en el pódium, un año más tarde, el asturiano Eduardo Pérez Landaluce del equipo MMR Academy. En 2017 se alzó con la victoria el colombiano Juan Fernando Calle (Plataforma Central Iberum).  Un año después, el vencedor fue su compatriota Daniel Norena, (C.C. Bairrada), y el ganador de la última edición disputada fue el aragonés Pablo Castrillo.

Alrededor de 140 corredores pertenecientes a 20 equipos compondrán el pelotón de la Vuelta a la Montaña Central de Asturias 2021. La organización pretende mantener el número de equipos nacionales a los que, como en ediciones anteriores, se unirán equipos extranjeros.

Con esta Challenge se consigue organizar un evento de calidad destinado a ciclistas que en un futuro no muy lejano formarán parte del pelotón profesional. Apostar por la categoría júnior es apostar por el futuro. Se asegura una participación del más alto nivel y sus carreras, sin tanto control como el que se da en el ciclismo profesional, son siempre muy disputadas.