La Cubilla, el puerto que enamora

El Alto de La Cubilla, en pleno Parque Natural de Las Ubiñas- La Mesa, una de las Reservas de la Biosfera en Asturias, es sin duda uno de los puertos más bonitos de la región. Situado en el valle del Huerna y rodeado de majestuosas montañas como La Tesa, La Mesa y La Almagrera, que nos vigilan desde nuestra izquierda gran parte de la ascensión y a la derecha, El Fariñentu, Los Fontanes y la reina blanca, Peña Ubiña, que con sus 2.417 metros de altura, es una de las montañas más altas de la cordillera Cantábrica.

La ubicación, el paisaje y su longitud, casi 30 kilómetros de ascensión, hacen que se compare constantemente con los puertos alpinos que solemos ver en el recorrido del Tour de Francia.

Al valle entramos en Campomanes, a cinco kilómetros de Pola de Lena. En su primera parte resulta muy asequible, sin especial dureza, por eso podemos considerar que el puerto en sí da comienzo en Los Pontones, a 18 km. para el alto. Es a partir de ahí donde se encuentran las rampas más duras de la subida, que pueden llegar a superar el 10% de desnivel.

Los pasos por las poblaciones de Telledo, Riospaso y Tuiza los hacemos rodeados de vegetación autóctona, los robledales que nos protegen en verano comienzan a desaparecer a partir de la última localidad para dar paso a un paisaje de alta montaña, hasta llegar a la cima a 1.683 metros de altitud.

Cicloturistas subiendo La Cubilla

La ascensión a La Cubilla por parte de los cicloturistas viene realizándose desde hace muchos años. A la vez que tomaba auge el deporte del montañismo y se construía el refugio del Meicín a los pies de las Ubiñas, a mediados de la década de los 60 del siglo pasado, un grupo de cicloturistas de Mieres, Figaredo y Moreda se dan cita en Campomanes para ascender al puerto que algunos ya conocían de haber subido en solitario. Esta marcha es la primera de que tenemos constancia y conocemos que coronó en primer lugar Ángel Rodríguez (El Roxu de Moreda), seguido de Ángel Menéndez (Gelín el sastre de Figaredo). Estos dos conocidos deportistas fueron impulsores de varios clubes cicloturistas asturianos, como el primero que hubo en nuestra región, el Teodoro Cuesta de Mieres. Posteriormente se crearon la Peña Allerana y la Sociedad Cicloturista Asturiana, esta última se fundó en 1974 y desde su inicio dio a conocer los encantos de este puerto a los socios que acudían de todo el Principado. La sede que este club tenía en Figaredo era el punto de partida de esta ruta que enseguida se convirtió en fija dentro de su calendario de actividades.

Años más tarde se formó el Club Santa Cristina de Lena que celebró durante las décadas de los 80 y 90 marchas que concluían en esta emblemática cima perteneciente a su concejo.

Cicloturistas en La Cubilla en 1997

Sin embargo, al Alto de La Cubilla solamente se llegó dos veces en competición, ambas organizadas por el Club Ciclista Puerta de Asturias para corredores de categorías Élite y Sub-23. La primera vez fue la Clásica Puerta de Asturias en 1996, que, con Salida en Pola de Lena y un recorrido de 125 kilómetros finalizó en la cima lenense con la victoria del corredor del equipo Cropusa Luís Eduardo López Álvarez.

La segunda ocasión fue en la Vuelta a La Montaña Central de Asturias de 2002. La etapa reina de aquella edición, tenía la meta instalada en este alto, a donde llegaron entre la niebla, el alicantino Mario José Box (Nagares Cadiagro), vencedor de la etapa y el castellano manchego Jesús Javier Ramírez Torres (Fiat Calfisha), a la postre vencedor de la vuelta.

Entre los profesionales también hay muchos enamorados de este puerto, Chechu Rubiera, Santi Pérez, Ricardo Valdés o Samuel Sánchez, lo utilizaban habitualmente en sus entrenamientos y ahora Dani Navarro e Iván Cortina hacen lo propio cuando tienen que ponerse en forma de cara a alguna de las pruebas importantes que disputan. También los que aún tienen mucho futuro por delante, como es el caso del Sub-23 Edu Landaluce, que descubrió La Cubilla recientemente y quedó maravillado con sus encantos.

Desde el Club Ciclista Puerta de Asturias y desde el propio Ayuntamiento de Lena, se viene trabajando desde hace años con la intención de que la Vuelta a España tenga un final de etapa en La Cubilla. Javier Guillén, director general de la carrera, ya visitó el puerto en varias ocasiones invitado por los miembros del club local y llegó a declarar públicamente que el puerto de La Cubilla podría ser la próxima cota lenense en entrar dentro del recorrido de la ronda española, pero por el momento seguimos esperando.

Fotos de La Cubilla. ©Roberto Menéndez

Alto La Cubilla. Lena

Proyección de imágenes de la cubilla
DSC 2903-c